Saltar al contenido

¿Qué es la terapia familiar sistémica?

septiembre 10, 2020
Terapia familiar sistematica

El enfoque de terapia familiar sistémica conocido actualmente, marcó en sus inicios, una forma diferente de tratar los comportamientos, sensaciones y patologías mentales que se trataban de forma individual.

Y aunque las necesidades emocionales de los individuos tienen factores comunes en todas las culturas, para nadie es un secreto que la sociedad moderna ha sufrido más en la actualidad que en el siglo pasado.

Pero ¿en qué consiste la misma?, ¿tiene una estructura?, ¿qué objetivos persigue?, ¿en que se basa la terapia familiar sistémica? Y, ¿cuáles son sus beneficios?

En qué consiste la terapia familiar sistémica.

La expresión “terapia” puede evocar en nuestra mente, un conjunto de ejercicios mentales proporcionados por un terapeuta a un individuo. La misma tiene como objetivo diagnosticar, tratar y en algunos casos curar del mal a quien la recibe.

En el caso de la denominada terapia sistémica familiar técnicas , es la observación del comportamiento del individuo y su entorno el punto focal. El ambiente pasa a ser denominado contexto, que incluye los núcleos familiares o laborales dependiendo el caso.

La metodología terapéutica se enfoca en el comportamiento del individuo y de cómo éste interactúa con otros, para determinar la razón del padecimiento, sin hacer a un lado las reglas de comunicación básicas. Esta manera es mucho más efectiva que la terapia individual.

Si se trata a un individuo a solas, quizás su respuesta a la terapia puede ser la esperada y logre avanzar en su recuperación. Sin embargo, cualquier progreso, por muy bueno, se puede ver truncado, si esta terapia no se complementa con el núcleo afectivo donde se desenvuelve.

Existen casos donde un paciente de recuperación ideal, al enfrentarse nuevamente a un campo hostil, o al ser sometido a comandos por parte de la figura jerárquica dominante, han presentado recaídas severas.

A diferencia de la terapia psicoanalítica.

La terapia familiar sistémica, tiene como enfoque principal la solución de un problema en términos prácticos y; por ende, ésta ocurre de forma más rápida.

Dicha terapia, les da mayor importancia a los patrones de disfuncionalidad en los distintos entornos grupales para dar un diagnóstico acertado. Una falla en el sistema de observación, organización y terapias cambiará la realidad presente.

Ha sido tan efectivo este sistema de terapias, que cada día existen más profesionales que se decantan por hacer un curso universitario de Terapia Familiar Sistemica para atender a los pacientes de forma más expedita.

Cómo está estructurada.

La terapia breve le debe su existencia a la terapia familiar sistémica, y el uso de los terapistas de este sistema es bien valorado en la comunidad de facultativos mentales.

Esta última, tiene como principal figura el modelo terapéutico de la estructura, donde cada quien cumple su rol y jerarquía. Esto independientemente de si el individuo se desenvuelve durante mayor tiempo en su entorno familiar, laboral o de otro tipo.

Hablemos un poco de las estructuras más conocidas de la terapia familiar sistémica para conocer un poco mejor el tema. Entre las distintas estructuras se encuentran:

Estructura familiar.

Según Salvador Minuchin desarrollador de la terapia familiar sistémica, en el núcleo familiar se hacen referencia a demandas funcionales que el gremio permite.

En estas demandas, se dan las pautas transaccionales, que no son más que operaciones repetidas y que cumplen el papel de regulador de la conducta del entorno familiar.

El diagnóstico.

El diagnóstico que se realiza dentro del grupo familiar, solo es posible gracias a los siguientes elementos: los límites, los subsistemas, el ciclo evolutivo en la familia, las alianzas, las coaliciones familiares, problemas de distribución y jerarquías, límites intrafamiliares y extra familiares.

Así mismo, existen otros elementos en pro de un buen diagnóstico, como la adaptabilidad al cambio y el buen aprovechamiento del síntoma a fin de que las interacciones entre individuos no se vean interrumpidas.

Los límites.

Son el sinónimo de las normas que son definidas por los participantes y que determinan de qué formas las observarán. La función bjustificarásica de estos límites es de cuidar la de la diferencia del sistema.

Los límites deben estar libres de ambigüedad o de abstracción, deben ser establecidos de forma clara; pues de ello, dependerá el éxito en el funcionamiento de los grupos familiares que se sometan a los mismos.

Lo anterior, implica definirlos con mucha precisión, así los miembros de los subsistemas podrán ejercer sus diversos roles sin interrupciones innecesarias. Además, deben propiciar el contacto entre los miembros del subsistema y los demás.

Los subsistemas.

Se refiere a la unión de los distintos miembros de un grupo, en donde cada uno ejerce sus distintas funciones. Estos subsistemas se conforman por género, generación, interés, función.

Se entiende como familia nuclear a aquella en que todos sus integrantes residen bajo el mismo techo y cuya carga emocional es evidente entre ellos

Están subdivididas en tres subsistemas:

  • El conyugal o marital (Esposo o esposa).
  • El paternal (Padres e hijos).
  • El fraternal (hermanos).

Ante los cambios en años recientes, no se ha considerado imposible la existencia de otros miembros que puedan formar parte de cualquiera de estos subsistemas.

Este es el caso de abuelos, tíos, nietos, familia política e incluso mascotas con afinidad emocional.

Jerarquías.

Define la función del poder en la estructura familiar, en función de las posiciones que tienen los distintos miembros de la familia. Esto, tomando en cuenta el orden jerárquico que implementa el sistema entre un miembro y otro del subsistema, según su posición.

Las alianzas.

Esta se da cuando existe afinidad entre dos partes del sistema, es decir, dos personas tienen en común la misma percepción y experiencia de una empresa, interés, actitud, entre otros.

Las coaliciones.

Es lo opuesto a las alianzas, y puede involucrar a dos miembros de un sistema en contra de un tercero. Esta coalición se hace evidente por la exclusión o un conflicto.

Los triángulos.

Estos logran el balance entre varios miembros con previos conflictos. Estos llegan a un acuerdo y logran la unidad y la estabilidad del grupo.

Cuáles son los objetivos de la terapia familiar sistémica.

El principal objetivo de esta terapia es el núcleo familiar. El terapeuta que está dedicado a este tipo de orientación se vale de su propia persona para transformar el sistema.

A fin de lograrlo, utiliza la capacidad narrativa, elementos emocionales que le permiten hacer una conexión empática de sus propias emociones y con las emociones de la familia y el paciente. Además, es importante un espíritu que ofrezca soluciones prácticas y viables.

Durante este proceso, se destacan las siguientes propiedades del sistema:

  • Posibilidad de cambio, propiciado por la transformación de su estructura.
  • La organización del sistema, teniendo como fundamento el apoyo, regulación, alimentación y socialización de sus miembros.
  • Sistema familiar con propiedades de auto prolongación. Lo que implica la continuidad de la terapia en ausencia del terapista, gracias a los mecanismos de autorregulación aportados por este.

Por otro lado, existen otras maneras de entender cómo puede esta terapia familiar sistemica libros lo que puede facilitar la comprensión de sus objetivos.

En qué se basa.

La comprensión de un problema en la terapia sistémica se basa más en la comprensión del entorno familiar, laboral o de otro tipo, al que es sometido el paciente.

Por eso, se enfocará principalmente en los grupos, mejor conocidos como subsistemas.

Su principal aliado es el sistema de comunicación, que fomenta la circularidad en la solución práctica del problema. Establece que todo comportamiento de un miembro de un sistema posee un valor de mensaje para el resto de los integrantes.

La terapia sistémica familiar técnicas se basa en el contexto vital, el origen cultural, el lenguaje, la confianza de los recursos y los patrones conductuales de los individuos y su más cercano grupo.

Y trata los problemas de orden alimenticio, adicciones y los trastornos de conducta infantil.

Sus principales objetivos son:

  • Optimizar el desenvolvimiento de las familias.
  • Elevar los niveles de comprensión entre cada uno de sus miembros.
  • Propiciar el apoyo emocional entre sus distintos integrantes.
  • Planificación y desarrollo de estrategias de soporte emocional para enfrentar los problemas.
  • Desarrollo en la capacidad como individuo y grupo en habilidades para la solución de problemas.

Cuáles son los beneficios de la terapia familiar sistémica.

  • Como la terapia familiar sistémica persigue la solución de la patología emocional de una persona a partir de su grupo familiar, sus beneficios son integrales.

Podemos resumir sus ventajas de la siguiente manera:

  • La recuperación del paciente es mucho más rápida que las conseguidas por otro tipo de terapia.
  • El diagnóstico no es determinante en las primeras sesiones de la terapia. Lo que permite tener una visión no prejuiciosa del paciente.
  • Los miembros del núcleo afectivo del paciente se hacen más conscientes de la realidad de este.
  • Se fomenta de manera indirecta el trabajo en equipo.
  • El sentimiento de pertinencia se potencia.
  • Se desarrolla la empatía como cualidad principal del entorno.

La terapia familiar sistémica no deja de aportar hallazgos en el desarrollo integral de los individuos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies