Saltar al contenido

La Terapia del apego

diciembre 13, 2020
Terapia del apego

La terapia del apego se basa en la teoría que describe que los vínculos personales a largo plazo desarrollan un sentimiento de apego. El principio primordial de esta teoría es la base en la que un niño recién nacido tiene que sentir apego por un cuidador principal.

Este sentimiento de apego es la clave para que cuando el niño crezca pueda desenvolverse con total normalidad en las diferentes situaciones de la vida. Este estudio abarca los campos de las teorías psicológicas, evolutivas y etológicas.

En qué consiste la terapia del apego

La falta de apego es un trastorno que se caracteriza por la incapacidad de vincularse de manera selectiva con una figura de apego que puede ser el padre o la madre, en la infancia temprana. Este trastorno puede afectar a los niños que han sufrido una ruptura en la relación con sus padres.

Genera un sentimiento doloroso de falta, una carestía que necesita satisfacerse. Luego de encontrar la fuente que tiene la posibilidad de cubrir esa necesidad de ausencia, la figura puede volverse indispensable y hasta crear una dependencia emocional.

Cuándo se utiliza

La terapia del apego es; por lo general, empleada en la etapa de la infancia en chicos que han desarrollado un sentimiento de apego no saludable. Esto se ve cuando los pequeños han perdido a sus padres o a uno de ellos, y cuando son dados en adopción o viven en hogares de cuidado.

Pero, esta terapia no solo aplica para los niños, puede utilizarse en adultos, debido a que estos también pueden presentar dependencia emocional con personas, animales o cosas. Es importante tratar este trastorno para que puedan desenvolverse mejor en su vida.

Características de la terapia

  1. Este sentimiento se ve en todos los seres humanos, sin importar raza o cultura.
  2. Empieza a desarrollarse en el séptimo mes de vida.
  3. Se ve directamente influenciada por la sensibilidad y la relación entre los padres y los hijos.
  4. Los niños que son capaces de sentir en forma correcta el apego, se vuelven adultos competentes, capacitados para mantener buenas relaciones sociales con sus amigos y familias.
  5. Estas personas pueden hablar y contar su pasado de forma coherente y agradable.

Bases de la terapia del apego

El psiquiatra John Bowlby se dedicó a estudiar el desarrollo, conducta y comportamiento de los niños en la década de 1940, ya que por la segunda guerra mundial muchos de ellos habían sido separados de su familia.

En el año 1951, el también psicoanalista John Bowly, basó la teoría del apego en la idea de que el niño nace con la necesidad biológica de construir el apego con otros seres humanos, es decir, esta es una necesidad innata y clave para su desarrollo.

Estos sentimientos de apego ocurren cuando el infante grita o llora, ya que estos no son capaces de controlar sus emociones, sitiendose inseguro e indefenso. Por eso, recurre a su figura de apego con el fin de tranquilizarse y sentirse en paz.

Si se quiere construir un sentimiento de apego saludable, el infante y su figura de protección principal, deben tener un vínculo basado en el amor y el cariño, ya que las relaciones insanas producen consecuencias negativas.

Existen diferentes tipos de apego:

  1. Seguro: Es cuándo se ha construido una relación sana con los padres, debido a que en la infancia ellos le demostraron amor y atención, por lo tanto, en la adultez el individuo ha creado una identidad fuerte y una confianza propia, que no será derrumbada fácilmente.
  • Apego ambivalente: En este tipo las reacciones se encuentran sujetas a las emociones. La persona sentirá un miedo ansioso si su figura de apego le expresa la más mínima desatención, y este no se detendrá hasta que se le demuestre que todo sigue normal.
  • Evasivo: En este caso la persona busca alejarse de forma completa de su figura de apego. No demuestra de forma espontánea lo que siente y se le hace muy fácil distanciarse si hacen algo que le desagrada. Además, le cuesta demasiado confiar en los otros.
  • Desorientado: Uno de los apegos más graves, ya que la persona se encuentra muy traumatizada y no tiene un patrón de comportamiento. Puede manifestar sentimientos de angustia, evasión, rabia y aislamiento.

Beneficios de la terapia del apego

Esta terapia es muy provechosa, ya que permite que el terapeuta pueda comprender mejor a sus pacientes, y así elegir un tratamiento específico para cada persona. Este método estableció las bases para entender la mentalización.

Esta terapia logra la independencia emocional a través del equilibro entre la dependencia y la desvinculación de las emociones. Ayuda a aprender a gestionar el miedo, el rechazo y el abandono con total seguridad y confianza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies