Saltar al contenido

Tener más carácter

noviembre 24, 2020
carácter

La fuerza de carácter es importante en las relaciones sociales. La falta de asertividad puede ser la causa de dificultades en las relaciones. Afortunadamente, la asertividad es un comportamiento aprendido, especialmente con las terapias cognitivas y conductuales. 

¿Qué es la fuerza de carácter?

La fuerza del carácter es la capacidad de expresar y defender el propio punto de vista, las propias ideas, las propias elecciones, sin mostrar autoridad. Por lo tanto, tener carácter no significa tener mal carácter o ser agresivo. Tener un carácter fuerte también implica no dejarse influir fácilmente y no dejar pasar las cosas. Estamos hablando de comportamiento afirmativo. 

Por el contrario, el comportamiento sumiso o pasivo se caracteriza por la incapacidad de expresar pensamientos, emociones y opiniones. 

Los beneficios de la fuerza de carácter

El comportamiento asertivo o el carácter fuerte mejora la autoestima a largo plazo, la confianza en uno mismo y el respeto de los demás hacia uno mismo. Le permite obtener lo que desea de manera más efectiva y refuerza la sensación de control sobre sí mismo.

Por el contrario, la falta de autoafirmación puede provocar incomodidad y dificultades en las relaciones. 

¿Cómo afirmarse más?

La asertividad es la capacidad de expresar sus sentimientos, pensamientos y opiniones, así como de defender sus derechos respetando los de los demás, de manera directa, honesta y adecuada. 

Conocer tus derechos es una de las bases de la asertividad. Se trata de hacer valer sus derechos respetando los de los demás. ¿Ejemplos de derechos? El derecho a expresar sus sentimientos, opiniones y reacciones, el derecho a expresar sus debilidades y limitaciones. ” 

La asertividad es un comportamiento aprendido. 

Las 7 leyes de la afirmación

Las 7 leyes de la afirmación son un marco para ayudarte a afirmarte en un grupo. (1) Se expresan de la siguiente manera:

  • Crear y mantener relaciones de confianza con los demás en lugar de dominación o cálculo;
  • Sentirse cómodo en las relaciones cara a cara;
  • Atrévete a ser tú mismo y a expresar lo que sientes;
  • Buscar compromisos realistas en caso de desacuerdo con los demás;
  • Negociar sobre la base de objetivos realistas y claramente establecidos;
  • Rehúsa ser pisado;
  • Controla tu entorno.

Practica la práctica de todas estas leyes para hacerte valer.

Aférrese a sí mismo a través de la terapia cognitivo-conductual (TCC)

La terapia cognitivo-conductual puede ayudarlo a hacerse valer. 

Este método interactivo combina información práctica, ejercicios individuales o grupales, juegos de rol de formación…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies