Saltar al contenido

La Desrealización: Desconectarse de la Realidad

diciembre 13, 2020
Desrealización

La Desrealización: Desconectarse de la Realidad

La desrealización es un trastorno que como bien su nombre lo indica, consiste en que la persona que lo padece se siente desconectado de las sensaciones y del ambiente que ocurre a su alrededor. Esto lo hace sentir como si estuviera fuera de sí mismo.

Esta es una sensación que ocurre en repetidas ocasiones y es muy intensa y real. Algunas personas la sufren sólo una vez en su vida, pero en otras personas estos episodios son persistentes y se convierten en un impedimento para desenvolverse con total normalidad.

Qué es este trastorno

El trastorno de desrealización o también llamado trastorno de despersonalización, trata de episodios en los que la persona siente que puede verse a sí mismo desde fuera de su propio cuerpo, o también siente que las cosas que ve en su entorno no son reales.

El trastorno de la desrealización puede ser intenso e impedir el desarrollo normal de actividades laborales y sociales. La forma más eficaz de tratarlo es a través de psicoterapia, pero en algunos casos también suele recomendarse medicamentos.

Causas de la desrealización

Científicamente no se ha comprobado la causa específica que hace surgir este trastorno. Algunas de las causas pueden deberse a factores genéticos y ambientales.

Otros de los motivos que pueden desencadenar episodios de desrealización son el estrés excesivo y los miedos intensificados. También es común en personas que sufren de depresión y ansiedad, o en quienes consumen sustancias psicotrópicas.

Una de las causas principales que puede hacer surgir este trastorno, son los traumas vividos en la infancia, tales como:

  • Maltrato emocional.
  • Abandono de la familia.
  • Abusos físicos.
  • Presenciar violencia doméstica.
  • Tener un padre o madre que padezca de enfermedades mentales.
  • Haber sufrido por la pérdida de un ser querido.

Episodios del Trastorno

Los episodios del trastorno de desrealización ansiedad, pueden describirse como un tipo de vidrio que separa a la persona del mundo. Estos episodios pueden hacer parecer que lo que se observa carece de realidad, de vida y de tono emocional.

La reacción al ver personas que aman es casi insignificante. A menudo tienen sensaciones de dejà-vu o jamais-vu, y los lugares que conocen y frecuentan pueden percibirse de forma diferente sin poder explicar detalladamente cuáles son las diferencias, pero incluso los llegan a ver surrealistas.

Síntomas de la desrealización

Hay que tener en cuenta que los síntomas del trastorno de la realidad pueden aparecer de forma gradual o repentina. Los episodios pueden durar sólo unas horas o hasta días y semanas. La intensidad de los síntomas es cambiante a menudo se incrementan o disminuyen.

Los síntomas de la desrealización, pueden ser:
  • Sentir desconexión de su propio cuerpo, de sensaciones y pensamientos.
  • Sentirse aislado del entorno en el que se encuentra, pueden ser objetos, espacios o todo en general.
  • Sentirse separado de las personas que ama, como si un vidrio interfiriera entre ellos.
  • Distorsiones en la percepción del tiempo.
  • Descontrol del tamaño y la forma de los objetos.
  • Ver alrededor todo borroso y surrealista.
Algunos especialistas en despersonalización han determinado que este tipo de trastorno se caracteriza por los siguientes síntomas:
  • Sentir como si estuviera flotando en el aire y puede verse a sí mismo desde fuera.
  • Sentir que no puede controlar su habla y sus acciones, la sensación de ser como un robot.
  • Distorsión del tamaño y la forma de sus extremidades, como, brazos y piernas.
  • Sentir que tiene la cabeza envuelta en algodón.
  • Entumecimiento de las respuestas físicas y emocionales.
  • Sentir que los recuerdos carecen de realidad, incluso pensar que no son sus propios recuerdos.

Factores de Riesgo

Los factores que pueden incrementar la posibilidad de padecer este trastorno, son:

  1. La personalidad y características de la misma que no permitan aceptar situaciones difíciles e incluso negar haberlas vivido, lo que impide adaptarse en circunstancias negativas.
  2. Traumas graves vividos en la niñez o en la adultez.
  3. Estrés excesivo, como problemas financieros, familiares o de pareja,
  4. Depresión o ansiedad prolongada.
  5. Consumo de drogas ilegales o recreativas.

Tratamiento para la desrealización

El tratamiento para el trastorno de desrealización puede basarse en dos formas principales, a través de psicoterapia o medicamentos antidepresivos o ansiolíticos. Los últimos suelen recetarse cuando los episodios son intensos y frecuentes.

El trastorno de desrealización normalmente está asociado a otros trastornos de la salud mental, tales como la ansiedad o depresión, y estos sí requieren de tratamiento. A lo largo del tiempo, se ha comprobado lo eficaces que son las psicoterapias para tratar estos casos.

Las terapias de tipo cognitiva, son utilizadas para tratar este trastorno, ya que consisten en bloquear los pensamientos obsesivos del estado de irrealidad. Otros tratamientos recomendados son, las técnicas:

  1. Conductuales.
  2. De enraizamiento.
  3. Psicodinámicas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies