Saltar al contenido

El Trastorno de Ansiedad

diciembre 13, 2020
Trastorno de Ansiedad

El Trastorno de Ansiedad

El Trastorno de Ansiedad es una de las causas más comunes en las consultas psicológicas pues, los cambios de circunstancias actuales y la incertidumbre que generan están sometiendo a niveles de estrés nunca antes vistos.

Y aunque el estrés es razonable y necesario para algunas situaciones, lo cierto es que se convierte en un trastorno cuando excede los límites de permanencia y los grados de afectación en la vida de las personas.

Qué es el Trastorno de Ansiedad

Un grado razonable de ansiedad es beneficioso para cualquier persona pues, permite generar una respuesta inmediata cuando más se necesita, por ejemplo, al enfrentar una prueba, asustarse ante un peligro o evitar algún accidente.

Sin embargo, cuando el estado de nerviosismo, malestar o preocupación no desaparecen e incluso hacen acto de presencia cuando no hay motivos para ello, es posible estar en presencia de un Trastorno de Ansiedad generalizada

Entonces, ¿el Trastorno de Ansiedad qué es? Se trata de una perturbación físico, emocional y de pensamientos que se prolonga aun cuando el motivo no exista, con una intensa presencia de dolor corporal y que puede llegar a ser crónico.

Es un estado de alerta desproporcionado que abruma a la persona y por lo tanto, ésta puede llegar a sentir un temor intenso que le paralice, hace que experimente dolor físico agudo y conmoción mental.

Como consecuencia, las relaciones interpersonales se ven afectadas e incluso puede llevar a quien la padece, a la depresión, abusar de algunas sustancias o adoptar hábitos no sanos que atenten contra su salud y su propia vida.

Lo paradójico de este trastorno es que los ataques de ansiedad se manifiestan con frecuencia en momentos inadecuados, que interfieren en la vida de la persona y cambia la forma en que ésta se desarrolla con su entorno.

Cuáles son sus síntomas

Para reconocer qué es un ataque de Ansiedad es importante saber que existen distintos tipos de ansiedad. Pero, en rasgo general, todos comparten algunos síntomas similares:

  • Aspecto físico, la persona siente dolor real en su cuerpo que no puede explicar por qué. También aumento de la presión cardíaca, taquicardia, dificultad para ventilarse normalmente, sudoración, temblores y mareos.
  • Mental, la persona experimenta pensamientos perturbadores e inquietantes que le asaltan sin motivo aparente y no desaparecen con facilidad sino que se incrementan.
  • Emocional, la persona siente inquietud, tensión, temor, angustia, desazón, preocupación excesiva que le paraliza
  • Comportamental, se vuelve menos social porque las actividades y lugares que antes le resultaban cómodas, ahora le causan desasosiego. Cambia su conducta y rutina.

Quienes consumen sustancias con elementos adictivos, como la cafeína, o determinados medicamentos, pueden experimentar estos síntomas pero con una intensidad más elevada, con una afectación más profunda.

Tipos del Trastorno de Ansiedad

¿Conoce La Ansiedad y tipos de ansiedad? Esta enfermedad puede manifestarse en diferentes grados y por ello ha sido clasificada en:

  • Trastorno de pánico: De forma insospechada, la persona experimenta varios ataques de terror a algo inexistente, reaccionando de forma exagerada. Pudiera manifestar los mismos síntomas de un ataque cardíaco.
  • Trastorno de ansiedad generalizada: Se trata de aquellas personas que somatizan cualquier dificultad cotidiana convirtiéndolo en un verdadero problema. Sus preocupaciones son exageradas y permanentes.
  • Fobias: Objetos, animales, lugares o situaciones le provocan sentimientos intensos de pavor. Aunque no existan razones válidas ni situaciones peligrosas o riesgosas, estas personas generan un temor exacerbado.

Cómo tratar el Trastorno de Ansiedad

¿Cómo tratar la Ansiedad? Los especialistas han encontrado diversos ángulos para atender esta enfermedad. Por un lado, brindan al paciente un cambio de perspectiva sobre su situación.

Por otro lado, le ayudan a encontrar herramientas prácticas para tener un mayor control de sus emociones y reacciones frente a lo que le causa tal ansiedad.

Este autocontrol se logra a través de varias sesiones donde se conversa sobre lo aquello que le produce la ansiedad y se encuentran otros patrones de pensamiento y por ende, de conductas.

Por lo general, primero se converse sobre las opciones que tenga a disposición y luego se utilice el método de la exposición para confrontar al paciente con aquello que le produce la ansiedad.

Gracias a estos recursos, el paciente aprende a reaccionar de manera distinta y a adecuarse progresivamente a su ambiente.

También, es posible que se apoyen en la ayuda farmacológica junto con las sesiones de psicoterapia para ayudarle con mayor precisión a dominar sus fobias y temores.

Sin embargo, es importante saber que, aunque existe un abanico de fármacos contra la depresión y la ansiedad, cada persona debe ajustarse al régimen prescrito por su especialista.

Por lo general, cuando se practican ambas propuestas, la psicoterapia y los medicamentos, los resultados son muy efectivos, como lo atestiguan muchos pacientes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies